viernes, 19 de agosto de 2011

El Papa visita Madrid

El Papa visita Viena. Debe de ir en la cabina blindada para la ocasión saludando a la peña.
El Papa visita París. Debe de ir en la cabina blindada para la ocasión saludando a la peña.
El Papa visita Madrid. Y como está hasta los cojones de ir en la cabina blindada para la ocasión saludando a la peña, le dice al chófer:
- Hoy conduzco yo hasta llegar al Paseo de la Castellana.


- Pero señor, que estamos en Toledo, es un buen trecho.
- ¡He dicho que hoy conduzco yo y punto, que estoy hasta los santísimos cojones de ir en la puta cabina achicharrándome el cerebro!
- Bueno vale, pero no corra mucho...
El papa sale a la autopista y debido a la emoción del momento, deja caer el pie en el acelerador… 110 kmh, 140 kmh, 180 kmh…

Un control móvil de la Guardia Civil detecta la infracción. El chófer va tó acojonao en la cabina blindada viendo cómo los pájaros y los bichos se estampan contra ella.
- ¡Para santísimo salvaje!
- No me jodas Santo Tomás, ahora que había encontrao con quién picarme…
- Te lo pido por favor, que es la Guardia Civil, coño.
El papa, ante tal aseveración de su chófer de confianza, decide parar en la cuneta.
- Cago en tó, ahora que me estaba divirtiendo… joooooeerrrr

Con cara de pocos amigos se arrima el guardia al Papamóvil.
- ¡Coño!- se queda flipao al encontrarse el cuadro- ¡Pepe! ¡Pepe! Ven corre, que esto nos sobrepasa.
- Denúncialo y ya está joder, que ahora mismo empieza el Barça vs Madrid y no me lo pierdo por ná del mundo.
- ¡Ven ya, ostiaaaa!
El otro guardia se acerca y, ante la sorpresa, se le cae el bigote al suelo. Después va corriendo hacia el coche patrulla y llama a la central.
- ¡Central, central, tenemos un problema!
- ¿Qué ocurre Pepe?
- Hemos pillao a un tío a 180 kmh por la autopista.
- Joder Pepe, con los años pierdes el oficio, denúncialo ostia.
- Es que es un pez gordo y no sabemos cómo actuar.
- ¿Quién es, el Bono?
- Más gordo.
- ¿Zapatero?
- Más gordo.
- ¿Obama?
- Más gordo.
- ¡Dime quién coño es joder, que me voy a tirar toa la tarde adivinándolo!
- Pues creo que es Dios.
- ¿Qué te dije de lo de tomar carajillos antes de ir a los controles?
- Joder, pues tiene que ser Él, porque el que va conduciendo es el Papa…

11 comentarios:

juank dijo...

Ya sabía el chiste, pero es bueno ya va que ni pintao para la ocasión.

Anónimo dijo...

....que bueno, el tambien tiene derecho a sus emosiones....recuerda...hacen.voto de castidad.....amennnnn.....ademas no se que os pasa.casi que nos acabais para inponernolo y ahora no os gusta....que pasa pues que pasa pues¡¡¡

Daniel Rubio dijo...

Es un chiste adaptado... jajajajajajajajaj

Bocanegra dijo...

Bien, Daniel, al mal tiempo hay que darle buen humor.

Daniel Rubio dijo...

Gracias Bocanegra.

Susi DelaTorre dijo...

Una sonrisa, ¡es impagable!

Para todo lo demás... ya está la vida...

Un abrazote, Daniel!

Relatos de sal dijo...

¡Qué arte, picha!
No conocía este chiste, pero me lo apunto para contarlo este finde a los colegas ;D.
¡Un abrazo!
Francisco

Carlos Gamissans dijo...

Jaja, muy bueno. Seguro que el Papa también se siente indignado en ocasiones. Aunque algunos no lo crean, es humano.

fus dijo...

que bueno....acabo de conocer tu blog...pero me gusta como relata...
un abrazo
fus

Enone dijo...

jajajajaja muy bueno xDDD

Quanta dijo...

Muy bueno..., y lo del bigote me lo he llegado a imaginar :-)

Publicar un comentario

Me gustaría saber qué opinas de mi texto, ¿te animas?